GM le pisó el acelerador al Volt

Lunes, 15 Septiembre   

Probará la batería con el Malibu 2008

General Motors (GM) dio un paso más para hacer realidad su vehículo eléctrico Volt al anunciar que empezará a instalar las baterías que equiparán ese coche en versiones modificadas del Chevrolet Malibu 2008 para realizar pruebas.

40 millas con una carga

El Volt es un auto para cuatro o cinco pasajeros que se conecta al toma-corriente de la casa como si fuera un teléfono celular; tiene baterías y motor de gasolina, pero no es auto híbrido; puede viajar hasta 40 millas con una sola carga de seis horas y en menos de tres años saldrá a la venta por alrededor de $30 mil.

Lo mejor de todo es que cuando se combina con su motor de gasolina, este auto puede viajar hasta 600 millas sin parar y alcanzar velocidades de hasta 100 millas por hora. Según los expertos, este tipo de vehículos se convertirán pronto en la respuesta a los modelos híbridos, que necesariamente combinan ambas fuentes de poder para operar.

GM también señaló que sus ingenieros han desarrollado un nuevo algoritmo informático para acelerar las pruebas de longevidad de las baterías de litio-ion.

El desarrollo de las baterías es la pieza fundamental para hacer realidad comercialmente el Chevrolet Volt, un prototipo de vehículo eléctrico que se puede enchufar para recargar.

A plena carga, las baterías del Volt le permitirán recorrer una distancia diaria de unas 40 millas, el recorrido medio diario de un conductor estadounidense.

Además, el vehículo cuenta con un pequeño motor de combustión que sólo se utiliza para recargar las baterías en caso de que un enchufe no esté disponible. Con el uso del motor de gasolina para producir electricidad el Volt tiene un consumo de alrededor de unas 150 millas por galón.

El logaritmo desarrollado por GM permite simular las condiciones de velocidad y transporte de carga de un vehículo real y comprime en 10 años las pruebas de las baterías que se están realizando en los centros de Warren, Ohio y Mainz-Kastel, Alemania.

Las pruebas consisten en cargas y descargas continuas de las baterías sobre la base de un ciclo de conducción de 40 millas. De forma paralela a estas pruebas virtuales, las baterías de litio-ion se colocarán en mayo en versiones del Malibu.